Mujeres y política

0

Por: Ana Belen Perales

Pese a los intentos de progreso que en estos últimos años se han dado para mejorar la situación de la mujer, siguen siendo notables las desigualdades que existen entre los géneros, más aun cuando nos fijamos en el entorno político de adopción de decisiones, el ejercicio del poder y la presencia de mujeres en altos cargos.

El avance de las mujeres en el mundo occidental se encuentra limitado por las prácticas discriminatorias que hasta el momento se han llevado a cabo como es la brecha salarial o la falta de medidas de conciliación para las familias. Aunque se han logrado grandes avances, las cifras siguen siendo reveladoras. El porcentaje de mujeres parlamentarias supera, por poco, el 22% frente a una cifra de 11% cuando se llevó a cabo la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer en Beijing en 1995. Destacamos esta conferencia ya que en ella, se acordaron dos principios fundamentales: en primer lugar, en lo referente a la garantía de igualdad en la participación en la política y estructuras de poder, ejemplo de ello son por ejemplo las cuotas políticas, una forma de garantizar la correcta integración de mujeres en cargos electivos de decisión; por otro lado, se acordó la fomentación de medidas que se dirigieran a incrementar la capacidad de participación de las mujeres, por ejemplo mediante la capacitación en liderazgo u oratoria para realizar una buena campaña política.

Pese a las mejoras que se han realizado, la Asamblea General de Naciones Unidades en 2011 mediante una resolución sobre la participación de la mujer en política indicó que “las mujeres siguen estando marginadas en gran medida de la esfera política en todo el mundo, a menudo como resultado de leyes, prácticas, actitudes y estereotipos de género discriminatorios, bajos niveles de educación, falta de acceso a servicios de atención sanitaria, y debido a que la pobreza las afecta de manera desproporcionada”.

Los últimos datos que nos ofrecen desde la Organización de Naciones de Unidas, en concreto desde ONU Mujeres, muestran que en 2015 eran 11 las mujeres que ocupan el puesto de Jefas de Estado y 10 Jefas del ejecutivo. Además, son 37 los Estados que tienen menos de un 10% de parlamentarias en sus cámaras. Un dato a destacar es que Rwanda es el país que tiene un mayor número total de parlamentarias con una cifra del 63,8% en la cámara baja.

Añadido a esto, y en cuanto a la presidencia de los Ministerios, solo un 17% de cargos ministeriales eran ostentados por mujeres, además de estar muy polarizados ya que la mayoría de ellas se ocupaban de asuntos como la educación o la sanidad.

Los datos ofrecidos varían de manera importante según la región que deseemos estudiar. Por ejemplo, y según datos de agosto del 2015, los países nórdicos tienen un 41.1% de mujeres parlamentarias, el continente americano, con sus variables internas, un 25,5% y Europa, sin contar con los países nórdicos, un 24.4%. Además, la mayor representación de las mujeres en los ámbitos parlamentarios se ha visto influida por una mayor representación de las mujeres en los diferentes gobiernos locales ya que se ha visto su máxima utilidad y rendimiento.

Fijándonos concretamente en datos europeos, son muchos los países que presentan una gran diferencia entre hombres y mujeres parlamentarios como es el caso de Hungría (8,8% mujeres), Chipre (10,7% de mujeres), Irlanda (15,1% de mujeres) o Reino Unido (22,5%). Sin embargo, estas cifras no cambian si nos fijamos en las instituciones europeas. En concreto, mostramos un gráfico sobre el Consejo Europeo, un órgano formado por los jefes de Estado y de Gobierno de los Estados miembros, que está compuesto por cinco mujeres frente a veintitrés hombresesqm

Fuente: Huffington Post

Además, estos no son datos aislados sino que la mayor parte de las instituciones de la UE están dirigidas por hombres (el BCE, el Banco Europeo de Inversiones, el Tribunal de Justicia, el Eurogrupo…) En cuanto a los Gobiernos de los países europeos, encontramos solo 6 mujeres. 

Por otro lado, es necesario hablar de mujeres que tienen un gran poder en la actualidad y que ocupan cargos políticos importantes. Según la Revista Forbes son Angela Merkel y Dilma Rouseff las políticas más poderosas tras traspasar el llamado “techo de cristal”, conocido como la limitación del ascenso laboral de las mujeres, y dirigir de formas muy diferentes Alemania y Brasil. Merkel, por su parte, es la segunda mujer en la historia que ha presidido el G8 y el Consejo Europeo tras Margaret Thatcher. Por su lado, Rousseff se convirtió en la primera mujer que ha presidido la República de Brasil.

Por último, hablamos de Aminata Touré, la ex primera ministra de Senegal y la segunda mujer de este país africano en ostentar la jefatura de Gobierno tras Mame Madior Boye. Touré destacó por ser defensora de los derechos humanos en su país o por su trayectoria profesional en la ONU en materia de igualdad de género. Además, actualmente son dos mujeres las que asumen la presidencia de un país africano, este es el caso de Liberia y la República Centroafricana.

En conclusión, se han llevado a cabo medidas que han favorecido una mayor inclusión de la mujer en ciertos ámbitos como son las cuotas por las que se busca ampliar la representación de las mujeres, una medida temporal pero efectiva para integrar a la mujer ya que, a nivel europeo, las mujeres representan un total del 60% de todos los trabajadores con estudios superiores y sin embargo un 45% del empleo total. Muchos aluden a que son las propias mujeres las que no quieren alcanzar ciertos puestos directivos o de responsabilidad, pero bien es cierto que durante años la mujer ha estado condenada a una vida hogareña y de cuidado de los hijos sin tener aspiración para nada más, por lo que se deben buscar mecanismos que ayuden a las mujeres a tener las mismas posibilidades reales que un hombre rompiendo el “techo de cristal” y acabando con el monopolio masculino en cargos de responsabilidad.

Ana Belén Perales. Estudiante de segundo curso de la Universidad Rey Juan Carlos del doble grado en Periodismo y Ciencia Política y Gestión Pública. Interesada en la política y lo que pasa alrededor del mundo para intentar mejor Fuente fotografía The Economy Journal.

Imagen tomada de thecamels.org

 

  • User Ratings (0 Votes) 0
    Your Rating:
Summary
Awesome

Leave A Reply