La reinvención de Cuba

0

Por: Gerard Fuentes Garay

Hace 55 años el gobierno de Estados Unidos impuso un bloque económico comercial y financiero a Cuba, incluyéndolo en la lista negra de países patrocinadores del terrorismo internacional.

El pasado 17 de diciembre se anunció el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Washington y La Habana. Sumado a ello, Obama expresó su intención de plantear al Congreso de los Estados Unidos que se deroguen las leyes contra dicho embargo tanto económico y comercial. Medidas que cuentan con el apoyo del más de 70% de la población estadounidense.

Pero ¿por qué y ahora la actitud de Estados Unidos ha cambiado?

A mi parecer, la actitud americana no ha cambiado en lo fundamental, ya que intenta acabar con la revolución cubana y siguen montando una política contra América Latina. Lo que es hay es una nueva tipología política con Cuba y América Latina, propia de la nueva coyuntura política que se vive en esa parte del mundo. Izar una bandera en la embajada americana en La Habana forma parte de ello, que empieza en Cuba ahora con la contaminación económica y cultural.

La realidad mundial nos muestra a un Estados Unidos en repliegue como consecuencia de las nuevas potencias políticas, económicas y militares. El hecho de que en América Latina era el único país que no tenía relaciones con Cuba, era muestra de un fracaso evidente de una política de exención contra un vecino, que no ha dado los resultados a pesar de utilizarlo todo.

La intención fue derrocar a Fidel y sin embargo pasaron 10 presidentes americanos y nada cambio. Así que Obama quiere tener un broche de oro cosmético para el cierre de su mandato: ser el Presidente que normalizó las relaciones con Cuba.

Luego también hay un elemento clave en la política interna de Estados Unidos que tiene que ver y mucho con el ámbito generacional: El exilio cubano en Miami ya no es lo que era hace décadas atrás por una pura razón biológica. Es decir, ahora mayoritariamente quienes habitan en Hialeah son personas que desean tener relaciones normales con sus parientes en Cuba.

  • ¿Cuál es el interés de Cuba en todo esto?

Dos puntos de vista. Por un lado el tema es económico; el gobierno cubano valoró las perdidas del bloqueo económico en 117 000 millones de dólares. Nadie puede negar que Cuba necesita reactivar su economía y teniendo a Estados Unidos solo a 90 millas, podría verse beneficiada de las empresas americanas que están a la expectativa.

Por otro lado el objetico es político; lo que quiere Cuba es tener una homologación o respaldo: El hecho físico, con toda la simbología que encierra, de tener una embajada americana en La Habana.

Aquello es un estimulo para los cubanos, al demostrar que al final fueron los que ganaron la partida a Estados Unidos.

  • ¿La reinvención de Cuba?

Se está produciendo la desconstrucción de la ofensiva revolucionaria de 1968. Desde que Raúl entro al poder ha aprobado una ley cooperativa; una ley que está enfocada en inversiones de cubanos que viven en el exterior. Raúl no ha sido precisamente tímido; por el contrario, ha sido prudente y audaz al ubicar a Cuba fuera de una posición comprometida que le dio Venezuela al estar dependiendo de ella. Por otro lado, si bien es cierto que las relaciones con China se han renovado – lo que ha permitido que poco a poco forme parte de esa competitividad de mercado – nos es precisamente un modelo en el cual ellos quieran inspirarse.

Es decir, se está trabajando en la reinstitucionalización del país al margen del partido comunista, yendo por modernidad y desarrollo. No quiere ser un capitalista de Estado al estilo chino, pero tampoco quiere la “Katastroika”, que trajo desigualdad y pobreza. Entonces lo que hace falta es saber cómo mantener los logros y seguir avanzando.

Concluyendo; la agenda ya está pactada y el proceso de acercamiento seguirá. Por ahora las relaciones comerciales y financieras van a paso lento, lo único que se ha hecho es abrir embajadas. Si Obama tiene la sabiduría política acabará su mandato no renovando el embargo. Por su parte, Cuba tiene que saber cuál es su proyecto a futuro, sin entrar en una lógica capitalista perversa pero logrando lo mejor para su pueblo.

Como punto aparte quiero referirme a mi sorpresa enorme de que España no haya tenido un papel protagónico en esta historia, un papel de dirección y liderazgo. Sumando a ello, la desazón que me causa el hecho de que la reunión haya sido en Canadá y no en Madrid. En fin, el patrocinio de España brillo por su ausencia.

Lo que sí es lanzar una idea al aire. En estos momentos el gobierno de Cuba podría darle una lección sencillísima al gobierno de Estados Unidos: Eliminar la pena de muerte, que en Estados Unidos se sigue haciendo. Que lo haga y dará un paso adelante, una buena idea “lanzada desde Madrid” para el gobierno cubano.

 

 Gerard Fuetes Garay, finalizando el Grado en Relaciones Internacionales en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, es un gran interesado a todo lo concerniente al mundo empresarial y político. Aficionado al fútbol, el coleccionismo, la lectura, los idiomas, los viajes, al aprendizaje de cosas nuevas; pero sobre todo, a compartir sus ideas, y plasmarlo en el papel es una de las mejores formas que conoce. “Porque a él le gusta oír cuentos, pero más le gusta deshacerlos”. 

Imagen tomada de news.vice.com

  • User Ratings (0 Votes) 0
    Your Rating:
Summary
Awesome

Leave A Reply