Violencia de género: una epidemia mundial

0

Por: María Ramis

Miles de mujeres en el mundo mueren cada año a causa de la violencia de género. Un ataque hacia la integridad, dignidad y libertad de las mujeres que se ha convertido en uno de los principales problemas sociales de la actualidad. Se ha criticado en contadas ocasiones el no incluir la violencia de una mujer hacia un hombre, en una relación sentimental, en el concepto de ‘violencia de género’. Sin embargo, el hecho de no hacer referencia a ello cuando se habla de este término se justifica, entre otros motivos, por el elevado número de feminicidios.

Según un estudio realizado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) junto a la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, mientras que el 5% de los asesinatos de hombres son cometidos por sus parejas; esta cifra, en las mujeres, llega a alcanzar el 35%. Es relevante, además, el hecho de que, en los primeros casos, muchas veces, se producen en defensa propia. Por ello y por su gran importancia en el panorama mundial es por lo que la también llamada violencia machista o violencia contra las mujeres, ha pasado a denominarse violencia de género.

Este tipo de violencia, que afecta sobre todo a mujeres de entre 18 y 29 años, ocurre en todas partes del mundo. Sin embargo, según informa la OMS, las zonas más afectadas, en este orden, son: Asia Sudoriental (37,7%), Mediterráneo Oriental (37%) y África (36,6%). En Europa, son los países nórdicos, concretamente Finlandia, Dinamarca y Suecia, los que cuentan con porcentajes de violencia de género más elevados. Junto a Holanda, Francia y Reino Unido.

Por el lado contrario, entre los países que registran menores porcentajes de violencia de género encontramos a Polonia, Austria, España, Croacia y Chipre. Sin embargo, analizando estas cifras, hay que tener en cuenta la diferencia entre los países sobre el qué es considerado violencia de género.

Numerosos expertos aseguran que entre las principales causas de llegar a ejercitar la violencia se encuentran: la falta de instrucción, los maltratos infantiles y el hecho de haber presenciado situaciones violentas previamente en el entorno familiar. La OMS asegura que aproximadamente una de cada tres mujeres hoy en día están sufriendo o han sufrido violencia física/sexual alguna vez en la vida. Y que más del 40% de las mujeres de los estados miembros de la Unión Europea han sufrido algún tipo de violencia psicológica por parte de su compañero sentimental. Y hay que tener en cuenta que las consecuencias son graves. Entre las principales encontramos: ansiedad, pérdida de confianza en una misma, sentimientos de vulnerabilidad, problemas en las relaciones, dificultades para dormir, depresión, ataques de pánico y problemas de concentración.

Desde que, en 1993, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) aprobara la Declaración sobre la eliminación de la violencia hacia la mujer, la lucha por evitar este tipo de discriminación ha ido en aumento. Prácticamente todos los países de la UE han adoptado medidas y legislación para tratar este problema. En ellas se establece, además, la protección sobre las víctimas. Pero estas leyes no solo pretenden proteger y sancionar; sino también prevenir y erradicar este tipo de violencia.

El Instituto Europeo de la Igualdad de Género calcula que los estados miembros gastan en prevención  en torno a un  3% del dinero que destinan al año a gasto social. Sin embargo, casi una de cada cinco mujeres en la UE (19%) no tiene conocimiento de cualquiera de los servicios de apoyo para víctimas de la violencia contra las mujeres. Además, hay que tener en cuenta que el protocolo llevado a cabo para proteger a las víctimas difiere según el grado de peligro considerado. Y es aquí donde aparece un grave problema, ya que, la mayoría de las muertes por violencia de género se han producido por la mínima protección con la que contaban estas mujeres. Y todo ello, por ser considerada como de riesgo bajo su situación. De hecho, es la falta de protección y el miedo que ello conlleva, junto con el anteriormente comentado desconocimiento de los servicios de apoyo, la causa de que, en muchas ocasiones, las mujeres decidan no denunciar.

Gran parte de estos comportamientos hacia las mujeres siguen ocultos. Según el Informe europeo sobre la Violencia de Género, solo la tercera parte de las víctimas de este tipo de violencia recurren a la policía u otras organizaciones de apoyo a las víctimas.

Sin embargo, este mismo informe indica que en torno al 60% de las víctimas sí comparten estas terribles experiencias con el entorno cercano. Y asegura que es la familia, en la mayoría de las ocasiones, la que más ayuda en la superación de estos hechos, hechos que hasta en el 7% de los casos no se logran superar.

La violencia de género es un problema global, consecuencia, muchas veces, de acciones y comportamientos sociales que deben, por tanto, intentar evitarse o corregirse. Por ello son imprescindibles las políticas llevadas a cabo para evitar este tipo de situaciones y promover el reconocimiento de esta forma de violencia que a tantas mujeres está afectando.

Anteriormente se hablaba del reducido número de denuncias provocado por la escasa protección de las mujeres, pero a esto hay que sumarle el hecho de que, en muchas ocasiones, la víctima no es consciente de la violencia que está recibiendo. Por ello, es un hecho que no solo se deben incrementar los estudios e investigaciones sobre este tipo de acontecimientos y sus posibles prevenciones; sino que, además, las autoridades deben de ser conscientes de la necesidad de concienciar a la población sobre la gravedad de esta situación y sobre sus posibles consecuencias. Es, sin duda, una violación de los derechos humanos que afecta a gran cantidad de mujeres en el mundo. Por tanto, es muy importante la sensibilización, concienciación y movilización social para poder identificar más fácilmente este tipo de comportamientos y poder llevar a cabo las medidas necesarias.

Imagen obtenida de www.nuevorumbo.net/violencia-de-genero-argentina

  • User Ratings (1 Votes) 10
    Your Rating:
Summary
Awesome

Leave A Reply