¿Llega la democracia a Irán?

0

Por: Alex Maroño Porto

Decidamos un futuro esperanzador para Irán el Viernes.

Estado de Derecho, igualdad ante la ley, defensa de las libertades básicas. Muchos términos existen para definir ese concepto conocido popularmente como “Democracia“, pero; ¿cuál es el requisito mínimo para que un Estado sea considerado democrático?

Diferentes teorías existen al respecto, muchas de las cuales defienden la existencia de elecciones libres e igualitarias como punto indispensable para que un país sea considerado parte de este selecto club. ¿Constituirían las últimas elecciones legislativas de Irán un precedente histórico en el inexorable camino hacia la Democracia? ¿Suponen algún cambio real en la organización política o son una mera pantomima con el objetivo de mantener a la población en silencio?

El 26 de febrero de 2016 tuvieron lugar las elecciones legislativas en todo el territorio Iraní, en el que los ciudadanos mayores de 18 años, tanto mujeres como hombres, votaron para elegir los integrantes del Parlamento, órgano legislativo conocido como Majils , y la Asamblea de Expertos, órgano encargado de la elección del próximo Líder Supremo.

Gráfico explicativo del sistema político iraní

A pesar de la necesidad pragmática de esperar a la segunda vuelta que se realizará en abril para asignar 69 asientos de los 290 totales, los Reformistas, defensores del Presidente Rouhani han conseguido al menos 83 asientos, de acuerdo con la información aportada por el Ministro del Interior, mientras que los Conservadores, también conocidos como Principalistas, han obtenido 64. La tercera fuerza política del Parlamento la constituye la lista electoral conocida como “La Voz del Pueblo“, los cuales combinan candidatos reformistas y conservadores. Es importante remarcar la creciente presencia de mujeres en este órgano, que pasan de ocupar 9 a 15 asientos.

En la Asamblea de Expertos, los Reformistas han conseguido también un elevado número de votos, siendo moderados los candidatos más votados, y consiguiendo 52 de un total de 88. Estas elecciones tienen una gran importancia debido a que son los Expertos los encargados de elegir al Líder Supremo, y debido a la avanzada edad del actual, Alí Hoseiní Jamenei, se prevé que los actuales miembros de Asamblea sean los encargados de elegir al sucesor. Esta Cámara, a diferencia del Parlamento, no cuenta con ninguna mujer entre sus miembros.

Dichas elecciones suponen un apoyo a la política de deshielo internacional llevada a cabo por el Presidente Rouhani, duramente criticada por los sectores más conservadores de la política iraní. De esta manera, la población joven, que supone el 60% del total de la población, ha mostrado su apoyo a una mayor apertura del país hacia la modernidad y las libertades, a pesar de que las elecciones se han visto claramente dificultadas por el veto del Consejo de Guardianes, no elegido democráticamente y encargado de seleccionar los candidatos al Parlamento, negando la participación a gran parte de los candidatos reformistas.

El Consejo de Guardianes, es una institución constituida por 12 expertos en derecho Islámico cuyo objetivo es estudiar todas las propuestas de ley aprobadas por el Parlamento y evitar que contradigan la Ley Islámica, así como elegir todos los candidatos a del resto de órganos, es decir, al Parlamento, a la Presidencia y a la Asamblea de Expertos. Es importante remarcar las grandes críticas recibidas por este organismo debido al gran veto ejercido con el objetivo de evitar que los candidatos más críticos o rupturistas pudieran participar en las elecciones, descalificando al 60% de los 12.123 inscritos para el Parlamento y el 80% para la Asamblea de Expertos, incluyendo a Hasan Jomeini, nieto del Primer Líder Supremo de Irán, el Ayatolá Jomeini. Esta decisión ha provocado un torbellino político en Teherán, y el Presidente Rouhani ha manifestado su oposición con este comunicado: “Voy a usar todo mi poder para proteger los derechos de los candidatos.“

Tras este análisis de las últimas elecciones iraníes, se puede concluir que a pesar de haber conseguido notables avances, como una creciente participación femenina en las instituciones o una presencia reformista cada vez mayor en los organismos políticos, Irán todavía dista de ser considerado un país democrático o en vías de democratización.

De esta manera, la elección de representantes políticos puede ser entendida como una pantomima dentro del teatro político iraní, controlado por un Líder Supremo, cuyo poder vitalicio impide cualquier cambio sustancial que pueda poner en peligro la legitimidad del régimen.

Por otro lado, la participación ciudadana, de más de un 60%, junto con el mayoritario respaldo a la apertura internacional, materializada en el Acuerdo Nuclear liderado por el Presidente Rouhani, y a los candidatos Reformistas abre la puerta a la esperanza respecto a la situación en la región. Las redes sociales como Telegram, muy presentes en la vida diaria iraní, transmiten un claro mensaje de conciencia política colectiva centrada en el cambio, y, como se ha podido comprobar con las últimas elecciones, tienen un gran poder de atracción de votos.

De esta manera, y a pesar de que aún es pronto para hablar de cambios sustanciales como consecuencia de estas elecciones legislativas, el panorama político dista enormemente de aquel implantado tras la Revolución Islámica en 1979, y de esta forma, los cambios se consiguen de forma paulatina. Tal y como proclamó el Presidente Rouhani en las redes sociales antes de las elecciones “Decidamos un futuro esperanzador para Irán el Viernes.“

Solo queda desear que el anhelado viernes deje de ser un mero recurso literario para convertirse en una realidad que toda la población iraní pueda disfrutar.

Alex Maroño Porto, natural de A Coruña, es en la actualidad un estudiante de Relaciones Internacionales en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. Se considera interesado en el mundo del arte, en especial de la fotografía y la escritura, lo que le ha llevado a participar en este proyecto, con el objetivo de dotar al periodismo de una visión más personal y humana. 

  • User Ratings (1 Votes) 10
    Your Rating:
Summary
Awesome

Leave A Reply