Entrevista. Atentados en Francia

0

Por: Pablo Guijarro Correal

Las palabras “Atentado en París” nos retumban en la mente desde el pasado 13 de enero de 2015. Los programas de noticias de medio mundo hicieron eco de la noticia rápidamente y transmitieron los instantes tras el 13-N y Charlie Hebdo. Pero, como es natural, la noticia perdió actualidad y dejó de ser cabecera de periódicos rápidamente, la guerra de la información es dura.

A pesar de ello, la estela de miedo en la sociedad occidental no la ha abandonado, especialmente en Francia, donde la gran huella que dejó no ha sido tratada con profundidad. Así, he querido hablar con dos personas que sí han estado allí para que cuenten su punto de vista, qué saben y qué opinan de un tema tan lejano y, a la vez, aún permanente.

Es decir, ¿Cómo se ha vivido allí desde entonces?

La primera es Sabrine Samorah, de diecinueve años. Originaria de Casablanca (Marruecos), ha vivido en España durante once años y ahora estudia en la ciudad francesa de Perpiñán. Hoy, catorce de enero, se encuentra en Madrid visitando a su familia. Con ella está mi segundo entrevistado: Nicolas Roger, o, simplemente, Nico. Tiene veintiún años y originario de Marsella (Francia). Es el novio de Sabrine, ambos estudian juntos y también vive en Perpiñán. Hoy está en Madrid para pasar los últimos días de vacaciones con ella.

Quedamos en la estación de Nuevos Ministerios a las once y veinte de la mañana. Cuando empezamos a hablar me doy cuenta de que mi francés está más oxidado de lo que pensaba, pero consigo que Nico me entienda bien, aunque frecuentemente necesito la ayuda de Sabrine para entendernos.

A la una de la tarde llegamos a una cafetería de Moncloa, y coloco el ordenador para grabar la conversación y leer las preguntas. Empiezo con Sabrine:

  • Sabrine, ¿De qué religión eres?
  • Soy musulmana
  • ¿De qué rama?
  • Suniita, que, por cierto, lo acabo de descubrir – Se ríe
  • ¿En serio? – Me quedo perplejo unos segundos y río con ella, la verdad es que no me lo esperaba.
  • Sí, he tenido que preguntar a mis padres
  • Vale, siguiente pregunta: Cuando ocurrieron los atentados de Charlie Hebdo y del trece de noviembre ¿Tú estabas en Francia?
  • Sí, en los dos. En el primero, estaba estudiando en mi cuarto, y en el segundo, estaba dormida, pero me despertó una amiga de aquí, de España, mandándome mensajes preocupada, que si estaba bien. Cuando le pregunté por qué fue cuando me enteré de los atentados.
  • ¿Y cómo viviste los dos días después del 13-N?
  • A ver, vivimos lejos de París, y, obviamente, queríamos saber, hablábamos sobre ello, el tema estaba en el aire. Pero la verdad es que yo viví mi vida normal
  • Claro, es como si ocurriera un atentado en Barcelona y tu vivieras en Cádiz ¿No?
  • Eso es, no hubo nada cerrado, no vimos al ejército por la calle, como en París y Bruselas, pero sí es verdad que en la universidad había controles, los seguratas te preguntaban y no te dejaban pasar sin identificación, pero, por lo demás, viví como siempre.
  • No se sintió el miedo en el ambiente, como pudo pasar en otras ciudades ¿No?
  • Claro, es lo que te he dicho, vivimos lejos de París y no nos toca tan de cerca.
  • ¿Has vivido alguna situación de islamofobia allí?
  • No, he tenido suerte, me llevo bien con todos y todos me respetan, no he tenido problemas en ese sentido.
  • ¿Y difiere el día a día de una chica musulmana en Francia que de España?
  • Mmm no, no sé, yo la verdad es que no lo he notado, ha sido todo igual. A lo mejor allí hay más presencia musulmana y la comunidad está más presente en la sociedad.
  • Después de haber vivido once años en España ¿Crees que aquí hay islamofobia?
  • Yo creo que no. De hecho, creo que hay más islamofobia en Francia, lo que me parece una tontería, los musulmanes representan una parte bastante grande de los franceses.
  • Tú eres marroquí ¿Hay mucha diferencia entre Marruecos y Oriente Medio?
  • Sí, la verdad es que sí. Por ejemplo, en Marruecos se tiene mucha más libertad: No existe aquello de que las mujeres no podamos conducir, que tengamos que llevar el velo por obligación, etc. Somos mucho más abiertos. De hecho, en Marruecos contamos con personas de las tres grandes religiones: musulmanes, cristianos, aunque no son muchos, judíos y ateos.
  • ¿Has encontrado algún mito sobre el islam?
  • ¿A qué te refieres?
  • Me refiero a si, en algún momento, has escuchado, visto en los medios o por internet, informaciones falsas sobre tu religión, como aquel prejuicio de que todos los árabes son terroristas o que el Estado Islámico capta miembros en las mezquitas
  • Pues… Si, la verdad es que existe esa creencia de que los musulmanes queremos acabar con el mundo, pero ni de lejos es la realidad. Los musulmanes somos pacifistas, pero lo que se conoce son los extremos, y eso me fastidia, porque no paran de compararnos con Al-Qaeda y, ahora, con el DAESH. Ellos no son musulmanes, son ramas extremas que han interpretado el Corán a su manera y que quieren imponerlo a toda costa. Por ejemplo, el DAESH lo que hace es prometer y crear ilusiones, como “Te ofrecemos una mujer y mil dólares a la semana si luchas con nosotros. Y si mueres, irás al paraíso”.
  • Intentan captar a los más pobres ¿No?
  • De hecho, hay muchos ateos entre ellos, que solo buscan el dinero o las mujeres. No tiene nada que ver con mi religión.
  • Siguiendo con esto: ¿Qué es lo primero que se te viene a la cabeza cuando oyes la palabra “yihad” o “DAESH”?
  • Gilipollas – Ambos nos reímos por la ocurrencia.
  • ¿Y te ha tocado el terrorismo de cerca alguna vez?
  • No, la verdad es que nunca.
  • Bueno, esta última ya es más personal, porque te conozco desde hace mucho y tengo curiosidad: ¿Por qué no llevas el pañuelo en la cabeza?
  • No lo sé, supongo que porque nunca me han obligado y estoy cómoda sin él. Pero si quisiera, me lo pondría.

Cuando termino con Sabrine, Nico se acerca al ordenador y comenzamos su entrevista:

  • Buenas Nico ¿Estás preparado?
  • Si, un poco nervioso – Se ríe
  • No te preocupes, seguro que yo lo estoy más. Bueno ¿Qué es lo primero que te viene a la cabeza cuando escuchas “Charlie Hebdo”?
  • Principalmente, tristeza. Obviamente es una tragedia y en eso estamos todos los franceses de acuerdo, pero, aún así, ha habido un gran debate entre los “Je suis Charlie” (Yo soy Charlie) y los “Je ne suis pas Charlie” (Yo no soy Charlie), no sé si te suena.
  • A mí sí, pero explícalo por si hay alguien que no
  • Bueno – En ese momento se queda un momento en blanco por los nervios – Hay dos corrientes en Francia: Los “Je suis Charlie” condenan los atentados y defienden a la revista en su actividad, mientras que los “Je ne suis pas Charlie” también los condenan, y esto es importante tenerlo claro, pero no apoyan a la revista porque sus publicaciones les parecen ofensivas*. Sin embargo, a estos se les ha tachado mucho de apoyar a los terroristas.

*Charlie Hebdo es famosa en Francia por sus caricaturas irónicas y sarcásticas, por las cuales, muchos grupos se han sentido atacados. Por ejemplo, las múltiples viñetas sobre Mahoma, el Papa y demás líderes religiosos, e incluso una viñeta sobre el tenista español Rafa Nadal y sus acusaciones de dopaje hace un tiempo.

  • ¿Y tú? ¿Eres Charlie o no?
  • No lo soy. No me parecen bien muchas de sus caricaturas.
  • ¿Antes de conocer a Sabrine conocías algo sobre la cultura musulmana?
  • No, la verdad es que no. No había tenido apenas contacto con su cultura.
  • ¿Crees que hay islamofobia en Francia?
  • Si, la verdad es que sí. De hecho, he visto que, en la televisión sobre todo, se exageran las noticias sobre musulmanes porque la opinión pública está bastante recelosa.
  • ¿A qué te refieres?
  • Pues que, por ejemplo, muchas veces no hacen la distinción entre DAESH y musulmanes. Si alguien dice “Allahu Akbar”, automáticamente es un terrorista.
  • “Allahu Akbar” en árabe significa “Alá es grande” ¿No?
  • Además, hay muchas acusaciones injustas por los medios, solo por hacer más grave el asunto.
  • ¿Qué pensaste cuando ocurrieron los atentados de Noviembre?
  • Poco, la verdad. Es un shock, pero recuerdo pensar que era cuestión de tiempo.
  • ¿Cuestión de tiempo?
  • Ahora nos lamentamos, pero en ningún momento estamos hablando del origen del asunto, si analizas la historia, ves que, en el fondo, los occidentales tenemos la culpa* (…)

Esta parte prefiero ilustrarla con un vídeo muy aclaratorio, pues los orígenes son bastante largos de contar y, en esta parte, nos introdujimos en un debate que apenas llego a traducir.

Y lo peor es la hipocresía que existe. Desde occidente se denuncia y persigue el terrorismo islámico de manera feroz, sin embargo, al final, somos nosotros los que lo financiamos. ¿Conoces Qatar? Qatar es uno de los países que más petróleo venden a occidente, y está “dirigido” por jeques que basan sus fortunas y su poder en el petróleo, por lo que en Europa se les trata muy bien. Sin embargo, luego, la mayoría de ellos se dedican a financiar al DAESH., cosa que casi nunca se menciona. Creo que es necesario un poco de autocrítica y saber en qué fallamos. Un ejemplo de ello es que focalizamos la atención en los atentados de París, pero la guerra de Siria, que lleva unos años, no ha tenido apenas concienciación.

  • Bueno, Nico, muchas gracias por responder a mis preguntas, a ti también Sabrine, ha sido muy interesante hablar con vosotros.

Imagen obtenida de sporazine.com

Pablo Guijarro (Madrid, 1996), estudiante de Periodismo en la URJC. Lleva leyendo y escribiendo prácticamente toda su vida y dirige sus pasos para hacer de los medios su profesión. Comienza aquí su experiencia seria como redactor, aunque ya se había iniciado en el mundo de la radio como locutor en un programa literario llamado A Pluma y Espada, en la radio universitaria RadioURJC.

  • User Ratings (0 Votes)
    0
    Your Rating:
Summary
0%
0
Awesome

Leave A Reply