Obama y Kerry en Medio Oriente: El Espejismo de la Paz

0

Por: Javier Díaz Pinelo

Las visitas recientes de Barack Obama y John Kerry al Medio Oriente han ilusionado a los optimistas sobre la remota posibilidad de que israelís y palestinos puedan volver pronto a las mesas de negociación y así comenzar un nuevo proceso de paz que alcance una solución viable para el conflicto, como el establecimiento de dos estados independientes. A pesar de las buenas intenciones y los discursos emotivos, las condiciones actuales en el terreno hacen difícil pensar que pueda haber algún acercamiento entre las partes involucradas. ¿Podrá la atribulada administración Obama lograr siquiera reunir a las partes para buscar un acuerdo en un escenario tan complejo como el actual? ¿Aprovecharán los palestinos e israelís la ventana de oportunidad que buscan abrir los esfuerzos diplomáticos norteamericanos? ¿Qué tanto estará dispuesta a ceder cada parte para comenzar a entablar negociaciones? En este artículo intentaré esclarecer un poco cómo se encuentra el panorama de cada uno de los actores involucrados, cuáles son sus principales condiciones e incentivos para destrabar el limbo en el que se encuentran y cuáles son los obstáculos que podrían dejar estas nuevas negociaciones en el tintero.

El contexto de Palestina es posiblemente el más complicado de todos. Las protestas en Cisjordania tras el asesinato de dos jóvenes por miembros de las fuerzas de defensa israelí y de la muerte de un prisionero palestino enfermo de cáncer por presunta negligencia de las autoridades en Israel han hecho que aumente la tensión y hostilidad entre ambas partes, particularmente del lado de la población civil. En lugares como Hebrón, Tulkarem, Jenin, e incluso en el distrito de Belén, los brotes de violencia entre soldados y manifestantes cada vez se vuelven más frecuentes y eso influye en la percepción de Israel sobre las implicaciones en materia de seguridad que tendría una Palestina sin su presencia militar.

La legitimidad de Mahmoud Abbas y la Autoridad Nacional Palestina (ANP) al interior del territorio penden de un hilo ante la desilusión y la pérdida de fe de una población a la que cada día le pesan más las dificultades cotidianas generadas por la ocupación Israelí, los problemas económicos, el encarecimiento del nivel de vida y el desempleo. La búsqueda de reconocimiento internacional y las medidas unilaterales para integrarse a organismos internacionales no han dado los resultados más gratificantes, sino todo lo contrario. Aunado a esto, la ANP tiene serios problemas internos, así como una fuerte crisis financiera y fiscal. La renuncia del primer ministro Salam Fayyad, a pesar de la presión por parte de Estados Unidos y la Unión Europea, puso también en evidencia las pugnas dentro de la misma autoridad y posiblemente tenga consecuencias catastróficas. El pragmatismo de Fayyad y su relativo control sobre la corrupción en la ANP inspiraba confianza a los gobiernos occidentales que brindan asistencia a Palestina y al mismo Estado de Israel, pudiendo ser éste un personaje clave para las negociaciones y para la consolidación de Palestina como Estado. Está por verse el rumbo del gobierno de Palestina sin un hombre tan fuerte y los efectos que su renuncia tendrá para la Autoridad Palestina.

Los esfuerzos por un gobierno de unidad entre Hamas y Fatah en la reciente reunión de sus representantes en El Cairo también mortifican a Israel y a Estados Unidos, que tipifican a Hamas como una organización terrorista, por lo que su posible presencia en un gobierno unido generará mayores incertidumbres y desconfianza entre los otros involucrados.

El Estado de Israel también enfrenta condiciones adversas para que una negociación de paz con los palestinos sea una prioridad en su agenda. La cruenta guerra civil en Siria amenaza la estabilidad de sus fronteras, e incluso ya ha habido altercados armados en algunos puntos. También las intenciones de Irán y su proyecto nuclear alarman cada vez más a Benjamín Netanyahu y al gobierno de su país. A pesar de las medidas internacionales que se han tomado, Israel ha expresado su urgencia al respecto en múltiples reuniones de alto nivel y foros para que las acciones sean más definitivas. Para Israel es muy importante el apoyo de Estados Unidos en este sentido, y por lo mismo, esto puede servir como mecanismo de presión para que ceda en algunas cuestiones. Otro factor es la nueva coalición de gobierno israelí, en la que importantes ministros apoyan la construcción de asentamientos judíos el territorio ocupado, tema sumamente delicado para el diálogo entre Palestina e Israel y para la futura integridad territorial de un Estado palestino.

Por otro lado, la situación con Gaza ha empeorado con un nuevo intercambio de ataques con Israel, pudiendo incluso en el peor de los escenarios, escalar a los niveles de noviembre del año pasado, en que cientos de cohetes salieron de la franja de Gaza y algunos estuvieron a punto de tocar ciudades importantes en territorio israelí como Tel Aviv o Jerusalén, mientras que los bombardeos de Israel devastaron nuevamente la tan empobrecida zona. En caso de que haya diálogo, Gaza y el gobierno de Hamas podrían representar un obstáculo importante, ya que es posible que actúen para hacerse escuchar o que busquen boicotear de alguna forma el proceso por no ser considerados.

La presencia de Barack Obama en Israel y los Territorios Palestinos Ocupados fue recibida de forma ambivalente, pues mientras que algunos afirman que fue muy fructífera para todos, otros dicen que fue únicamente para tomarse la foto, pronunciar un bonito discurso y subir la moral de la gente, pero dejando las cosas tal y como están. Sin embargo, la interpretación de este Internacionalista es que sus objetivos principales fueron tranquilizar al gobierno israelí respecto al asunto de Irán, ratificando su respaldo como el país más poderoso del mundo, y respecto al tema que nos ocupa, tantear el terreno para la posibilidad de lograr algo en la cuestión palestino-israelí hacia el final de su mandato y ejercer presión para acelerar las cosas, aunque sin esperar nada a muy corto plazo.

En una región tan conflictiva como medio oriente, que ahora está en un contexto de cambios bruscos y reacomodos de fondo, encaminar a Palestina e Israel hacia nuevas pláticas es reducir la presión en la zona, y por lo tanto, en caso de tener cierto grado de éxito, sería un problema menos para Estados Unidos. No podemos descartar tampoco las ambiciones personales de Kerry y Obama, que aparentemente quieren coronar a su administración como la que por fin  logró resolver el conflicto en “Tierra Santa”.

Recordemos lo que cada parte exige para que haya negociaciones. La Autoridad Palestina pone como condición para cualquier diálogo la moratoria o suspensión de construcción de asentamientos israelís en Cisjordania y Jerusalén del Este, así como la liberación de varios de prisioneros palestinos. Israel, por su parte, afirma que no negociará con precondiciones. Es en esta dinámica en la que ha empezado a trabajar John Kerry, buscando dar pasos intermedios y encontrar mecanismos alternos para generar confianza entre ambos actores y suavizar sus posturas y demandas. Este último fue otro de los aspectos en el que la visita de Obama, particularmente en Ramála, influyó positivamente.

Aunque no ha habido nada de fondo, algunos gestos de la ANP y del gobierno de Israel han dejado ver cierta voluntad para limar asperezas. El mes pasado, el primer ministro Netanyahu autorizó reanudar la transferencia de los impuestos recaudados para la Autoridad Palestina. Éstos habían sido congelados como represalia por la obtención del estatus de Estado observador en Naciones Unidas y la retención causó severos daños a las finanzas de la ANP. Del lado Palestino, Abbas afirmó que suspenderá por el momento todo intento de integrarse a organismos internacionales y, particularmente, a la Corte Penal Internacional, a fin de facilitar el proceso de mediación de la administración estadounidense. Ambas medidas se anunciaron después de la visita del presidente norteamericano, por lo que en ellas claramente se puede ver su sello.

La intervención norteamericana representa una buena oportunidad para que la ANP y el gobierno de Israel vuelvan a retomar lo que dejaron pendiente en 2010. Hay todavía muchas incertidumbres que impiden prever que forma va a tomar este nuevo impulso, como la situación en Gaza, la postura de Hamas o la renuncia de Fayyad. Otras situaciones globales como la revolución Siria, Irán o las amenazas de Corea del Norte podrían desviar la atención de EEUU, por lo que son estos mismos actores los que también deben ir buscando el entendimiento.

Los pasos dados por Obama y Kerry han sido cautelosos, pero han demostrado verdadero interés en la situación, lo que no se había visto en su periodo de gobierno anterior. Como mencioné al principio del artículo, las intenciones son buenas pero las condiciones son adversas. Aun así, si Estados Unidos puede leer bien estas dificultades y encontrar mecanismos que generen confianza, y sobre todo, que incentiven a las partes a reanudar el diálogo, probablemente veamos avances en esta cuestión en un futuro próximo.

Imagen obtenida de politico.com

Fuentes:

http://www.jpost.com/Middle-East/Hamas-Fatah-renew-efforts-for-Palestinian-unity-309375

http://lta.reuters.com/article/worldNews/idLTASIE92O02S20130325

http://www.aljazeera.com/news/middleeast/2013/04/2013413171329990966.html

http://www.haaretz.com/news/middle-east/fayyad-s-resignation-the-beginning-of-the-end-of-the-pa-1.515292

http://news.yahoo.com/why-kerry-could-succeed-securing-israeli-palestinian-peace-212744646.html

http://www.aljazeera.com/news/middleeast/2013/04/201341011046287986.html

http://www.haaretz.com/news/diplomacy-defense/israel-s-attorney-general-backs-move-to-cut-funding-of-west-bank-yeshiva-due-to-violence-against-palestinians.premium-1.514779

http://www.haaretz.com/news/diplomacy-defense/hunger-striking-palestinian-prisoner-calls-on-israelis-to-push-for-his-release.premium-1.514729

http://www.haaretz.com/news/diplomacy-defense/icc-rejects-palestinian-bid-to-investigate-israeli-war-crimes-during-cast-lead-gaza-operation-1.422397

http://www.haaretz.com/opinion/obama-friendship-and-empathy.premium-1.511961

http://www.haaretz.com/news/diplomacy-defense/palestinians-we-reserve-right-to-turn-to-the-hague-if-peace-talks-with-israel-fail.premium-1.511920

http://www.haaretz.com/opinion/resurrecting-obama-s-reputation-in-the-middle-east.premium-1.510441

http://www.haaretz.com/opinion/palestine-iran-palestine-redux.premium-1.511668

http://www.eluniversal.com.mx/notas/915285.html

http://www.eluniversal.com.mx/notas/914586.html

http://www.eluniversal.com.mx/notas/914311.html

http://www.haaretz.com/news/obama-visits-israel/full-text-of-president-obama-s-speech-in-ramallah-1.511206

http://www.maannews.net/eng/ViewDetails.aspx?ID=580180

http://www.maannews.net/eng/ViewDetails.aspx?ID=577779

http://edition.cnn.com/2013/04/02/world/meast/palestinian-prisoner-cancer-death

http://mideast.foreignpolicy.com/posts/2013/04/05/palestinian_protesters_and_israeli_soldiers_clash_in_the_west_bank

Leave A Reply