Venezuela después de Chavez

0

A partir del anuncio de la muerte de Hugo Chávez e independientemente de las reacciones que los venezolanos han demostrado, la vida política del país se encuentra muy conmovida.  Mientras tanto el canciller Elías Jaua, informó que el vicepresidente Nicolás Maduro asumirá la presidencia interina.

De acuerdo a la constitución de Venezuela en caso de falta absoluta del presidente, cuando no se haya proclamado el juramento,  el cargo debe de asumirlo el presidente de la Asamblea Nacional; si el caso fuera que el mandatario ha juramentado, entonces el cargo debe ser asumido por el vicepresidente del ejecutivo. Aun cuando la enfermedad impidió a Hugo Chávez juramentar, el  Tribunal Supremo lo declaró un mero formalismo y permitió que el ejecutivo mantuviera sus funciones.

En ambos casos la constitución ordena el llamado a “una nueva elección universal, directa y secreta dentro de los treinta días consecutivos siguientes” a la falta absoluta. En seguimiento a esta norma, el gobierno venezolano tiene hasta el 4 de abril para convocar las nuevas elecciones.

El pasado 9 de diciembre, Hugo Chávez designó como sucesor político en caso de que éste faltara a Nicolás Maduro, el ahora presidente interino, por lo que será el candidato oficial en las próximas elecciones. En la oposición la atención se centra en el gobernador del estado de Miranda, Henrique Capriles Radonski, quien disputó la presidencia a Chávez las elecciones que se llevaron a cabo en octubre del año pasado.

El futuro político de Venezuela no es solo incierto para el país. La muerte de Chávez dejó sin su principal icono, incluso deslazando a Fidel Castro, a la izquierda latinoamericana anti-imperialista. Ninguno de los otros mandatarios de izquierda de la región (Correa, Morales, Ortega, Castro) tiene la fuerza, política y económica, para mantener unido el frente común que representaban estos regímenes.

Las finanzas que deja Chávez no son las más esperanzadoras por lo el próximo mandatario deberá manejarse con cuidado para mantener la fuerza política en la región y estabilizar la economía del país sudamericano.

Imagen obtenida de www.capital.cl

Leave A Reply