“Think Africa above all”

0

Por Cecilia Gas

El continente africano se compone por 54 Estados soberanos, todos con su propia historia y cultura. Con la excepción de Marruecos, todos pertenecen a lo que se conoce como la Unión Africana (UA). Esta Unión fue creada en 1999 y busca promover una mayor unidad en el continente africano. Su el lema es “Think Africa above all” (Piensa en África sobre todo lo demás), su objetivo es salvaguardar la soberanía e integridad de los países miembros; promover la cooperación para el desarrollo y la cooperación internacional (Unión Africana 2013).

Basándome en mi experiencia como alumna de intercambio en Sudáfrica, puedo decir que los objetivos que plantea la UA no son sólo una utopía escrita en ciertos artículos dentro del acta constitutiva de la Unión, sino que se ven reflejados en la sociedad. Sin importar de qué país de áfrica venga la gente, se siente africana. Ver esto me llevo a preguntar: ¿cómo es que países con diferentes etnias e historias terminaron todos formando parte de algo más grande y adquirieron esa noción de ser africanos ante todo?

África es un continente culturalmente diverso en donde se practican diferentes religiones y conviven diversas tradiciones, culturas, idiomas y costumbres. Las tradiciones se ven reflejadas en las múltiples etnias y tribus que componen a la región, pero a pesar de ser muchas y  variadas, esto no necesariamente presenta un obstáculo para la unidad. En cuanto a la religión, esta se encuentra cada día más homogeneizada e incorporada a las tendencias islámicas o cristianas (ILO 2013). Finalmente, los idiomas son muchos, pero los oficiales son generalmente los idiomas de las antiguas colonias (inglés, portugués, francés y en el caso de Guinea Ecuatorial también el español) (ILO 2013). No obstante lo que se pueda llegar a pensar, la diversidad en África puede ser una fortaleza y factor de unión.

Además de las diferencias culturales, los países africanos también tienen ciertos aspectos que son comunes. Uno de estos es que la mayoría fueron víctimas del colonialismo europeo durante los siglos XIX y XX. Independientemente de la forma en la que se llevó a cabo el colonialismo, la lucha por independencia de la mayor parte de los países africanos fue muy violenta y dejó a los países en una situación de inestabilidad. Después de haber sido regidos bajo un régimen colonial fueron completamente abandonados, eran países nuevos que no tenían experiencia en cómo gobernarse como un Estado. A partir de la independencia, la mayor parte de los países africanos pasaron por dictaduras, múltiples golpes de estado y guerras civiles, situación que continúa hasta la fecha. Los eventos de la llamada primavera árabe que comenzó en 2011 y ha puesto fin a algunas dictaduras es un claro ejemplo. Las consecuencias de la descolonización han sido en ocasiones un fuerte vínculo de unión entre los países africanos.

Tristemente, la pobreza y la desigualdad son aspectos que también unen e identifica a los países africanos. La situación de desigualdad que reina en la región es terrible. Los 18 países con mayor desigualdad a nivel mundial son todos africanos con la excepción de Afganistán (PNUD 2013). Además, el continente también cuenta con los índices más altos de pobreza a nivel mundial, (por ejemplo, el 83% de la población de Liberia vive por debajo del índice de pobreza) (PNUD 2013).

A pesar de que la historia de los países de África sea completamente distinta, la mayoría sufrieron del colonialismo y esto ha impactado de manera importante a todo el continente que ha seguido luchando para salir adelante. Lamentablemente esta es una lucha complicada y las desigualdades y la pobreza siguen presentes. Lo que se debe recordar es que los retos a los que se enfrentan la mayoría de los países son similares y de igual manera la solución puede encontrarse en conjunto.

No obstante las diferencias culturales que reinan dentro de todo el continente, África no se ha visto desmotivada a la hora de buscar una unión continental representada por la Unión Africana (UA). Esta Unión se plantea varias metas que se basan en las necesidades de la sociedad, una de las más importantes es poner a África por delante de los nacionalismos. Como reflejo de este valor, no es raro ver camisas o sudaderas con la insignia “Made in Africa” o souvernirs con el nombre del país y abajo el nombre del continente.

En cuanto a mi experiencia, puedo decir que en el aspecto académico las clases se enfocan en los problemas que sufre África y se relacionan con los problemas de otros países del continente. Siempre se presentan visiones continentales haciendo énfasis en las similitudes de los países y el tema del colonialismo surge en todo momento así como las dificultades a las que se enfrenta el continente para desarrollarse.

Además de la manera de estudiar los conflictos y problemas del continente, también existen otros aspectos culturales que reflejan este sentido de pertenencia; canciones populares como las de Miriam Makeba que hablan sobre los diferentes problemas de varios países africanos haciendo énfasis en el apoyo de unos a otros. La canción “A Luta Continua” es un claro ejemplo; muestra el apoyo a la lucha de independencia de Mozambique al mismo tiempo que demuestra que otros países como Sudáfrica, Botsuana, Zimbabue, Zambia, Angola y Namibia también están luchando por sacar adelante sus sociedades. En los discursos nacionalistas se habla de África y no del país en específico (ver discurso “I am African” de Thabo Mbeki). África se enorgullece de su diversidad cultural, lo ve como parte de la riqueza del continente que los une.

Así como Europa, que está buscando la forma de adaptarse a los cambios mundiales e unirse para hacer frente a nuevos retos y mejorar la vida de sus ciudadanos; África es igualmente un continente híbrido de países independientes que han creado una coalición social que une a sus miembros para que juntos enfrenten, no sólo los nuevos retos sociales, políticos o económicos, sino también aprovechen las oportunidades.

  Cecilia Gas es estudiante de octavo semestre en la carrera de Relaciones Internacionales en la Universidad Iberoamericana. Ha participado en intercambios académicos con la University of Cape Town en Sudáfrica y realizado practicas profesionales en la Misión permanete de México ante la Organización de Naciones Unidas en Nueva York.

Referencias

1-    Unión Africana. “Mission and Values of the African Union Comission”. Acceso el 30 de enero, 2013. Disponible en: http://www.au.int/en/about/vision

2-    International Labour Organization. “The rights od indigenous peoples in 24 African countries” modificado en el 2009. Acceso el 12 de febrero 2013. Disponible en: http://www.ilo.org/wcmsp5/groups/public/—ed_norm/—normes/documents/publication/wcms_115929.pdf

3-    Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo. “Coeficiente de Gini, ingresos” acceso el 30 de enero 2013. Disponible en: http://hdrstats.undp.org/es/indicadores/67106.html

4-    Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo. “Población bajo la línea de pobreza de ingresos (%)” acceso el 30 de enero 2013. Disponible en: http://hdrstats.undp.org/es/indicadores/38906.html

5-    Ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación. “Sudáfrica” Modificado en octubre 2007. Acceso el 30 de enero 2013. Disponible en: http://www.maec.es/SiteCollectionDocuments/Monografias/Sudafrica.pdf

6-    Skin. Dirigido por Anthony Fabian. Interpretado por Sophie Okonedo. 2008.

7-    Smith, Étienne. «L’enjeu démocratique en Afrique.» En Atlas Mondial: 100 cartes pour comprendre le monde d’aujourd’hui, de Thomas Snégaroff, 66-67. Paris: Ellipses Édition Marketing, 2010.

Imagen obtenida de nocookie.net

Leave A Reply