Pobreza y desigualdad: factores constantes en América Latina

1

Por: Armando Guevara

En las últimas décadas, el debate sobre la pobreza ha estado presente en el ámbito de la economía mundial y principalmente en América Latina, debido a que este fenómeno social ha presentado un aumento considerable en todas las naciones. Según un amplio informe de las Naciones Unidas, difundido  en Río de Janeiro en el año 2012 , hubo “algunos avances” desde 2000 hasta ahora, pero fueron “modestos” si se comparan con otras regiones en desarrollo. Hoy, 167 millones de habitantes (más de un tercio de la población total latinoamericana)  viven en pobreza.

Amartya Sen[1], quien nos dice que la pobreza es la privación de las capacidades y de los derechos de las personas. Señala también, que esta no se debe medir únicamente con los niveles de ingreso, sino que es importante tratar las libertades fundamentales que disfruta la persona para llevar a cabo el tipo de vida que valora. También señala: “en el enfoque adecuado para el análisis de la pobreza, lo que debe considerarse no son ni los satisfactores ni su utilidad, sino las capacidades de las personas para funcionar en la sociedad, es decir, las habilidades para hacer cosas utilizando medios y recursos para ello”.[2]

El desarrollo humano implica que las personas tengan la capacidad de tener y disfrutar de una vida digna a través del acceso a la salud y agua potable, una alimentación nutritiva, educación, vivienda, empleo productivo y salario remunerado; así como a tener libertad política, seguridad personal, participación en la comunidad y al respeto de los derechos humanos. Por lo tanto, cualquier persona que no goze de los derechos anteriormente mencionados, se puede considerar que vive en una situación de pobreza. Bajo esta valoración ¿cuántos seres humanos viven dignamente?

En el contexto actual, es difícil concebir que a pesar de los adelantos tecnológicos y científicos, telecomunicaciones modernas y producción global existan, tanto en los países desarrollados como en los llamados ‘subdesarrollados’, millones de personas con altos grados de desnutrición y en situación de pobreza en distintos niveles. Por lo anterior, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL)  sostiene que  “América Latina y el Caribe concluirán este año con 167 millones de personas en situación de pobreza (28.8 por ciento), un millón menos que en 2011, de acuerdo con el Panorama Social 2012.

Sin embargo, a raíz del decrecimiento de la pobreza en América Latina, se ha acentuado otro problema: el aumento de la desigualdad en todos los países del orbe, principalmente en las economías en vías de desarrollo como la región de América Latina.

BBC MUNDO menciona que: “Latinoamérica es la zona más desigual del mundo y esto se observa no sólo en la distribución de la renta. Se ve además en las dificultades de acceso a bienes y servicios (educación, salud y financieros), como también en las condiciones del hábitat. En Latinoamérica, 20% de la población más rica tiene un ingreso per cápita 20 veces superior al 20% más pobre. Los países con mejor distribución de sus recursos son Venezuela y Uruguay. Los peores son Guatemala, Honduras, Colombia y Brasil (en ese orden). Los países con mayor porcentaje de pobres e indigentes en 2010 eran Honduras, Paraguay y Bolivia, seguidos por Colombia, México y Brasil. Los que mostraron menores tasas de pobreza fueron Uruguay, Argentina (con 9% respectivamente) y Chile (con 12%). Según un informe de Naciones Unidas”.

Según el informe, titulado “Estado de las Ciudades de América Latina y el Caribe, publicado en el 2012, se dice que la transición urbana en la región ha sido rápida y ha dado trabajo y mejores condiciones de vida a mucha gente, pero a un costo social, económico y ambiental demasiado alto. Las ciudades latinoamericanas han evolucionado caóticamente, generando la proliferación de barrios pobres y cinturones de miseria que conviven en una suerte de segregación y profunda desigualdad.

Asimismo, los adelantos tecnológicos han producido algunas ventajas en servicio de telecomunicaciones. Se puede tener celulares más sofisticados, televisores de plasma, así como diversos aparatos electrónicos. Sin embargo, esto no garantiza que los ciudadanos tengan libertad de expresión o un avance significativo en la comuniciación comunitaria y de base que pueda crear vínculos sociales reales para la construcción de un tejido social más fuerte. Por lo anterior, no podemos afirmar que la población mundial haya mejorado su calidad de vida o que los problemas sociales impacten en menor medida a la sociedad.

El camino es largo y aún falta mucho por hacer, pero será necesario tomar en cuenta que para aspirar a un mejor desarrollo se debe exigir la eliminación de las principales fuentes de privación de la libertad como son la pobreza y la escasez de oportunidades. Si no se incluyen perspectivas que vinculen el desarrollo económico con el desarrollo social en las naciones latinoamericanas, las metas para disminuir la pobreza y la desigualdad no podrán ser logradas.

 Untitled23

Obtenido de Centro de Estudios Distributivos Laborales y Sociales de la Universidad Nacional de la Plata. Mayo 2012.

 

BIBLIOGRAFÍA

BBC MUNDO, 22 de Agosto de 2012,  http://www.ieco.clarin.com/economia/ONU-advierte-pobreza-desigualdad-America_0_760124071.html

El Universal, 27 de Noviembre de 2012, http://www.eluniversal.com.mx/notas/885901.html

Eleonora Gosman, 22 de agosto de 2012, http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2012/08/120821_onu_desigualdad_america_latina_jgc.shtml

Dieterlen, Paulette. “La pobreza: un estudio filosófico”. UNAM-FCE. México.2003.Pag.25

Organización de Naciones Unidas,  “ONU-Habitat presenta el Estado de las Ciudades de América Latina y el Caribe” , 12 de Agosto de 2012.

CEPAL  “La pobreza sigue a la baja en América Latina, pero aún afecta a 167 millones de personas” 27 de noviembre, 2012 consultado en http://www.eclac.org/cgi-bin/getProd.asp?xml=/prensa/noticias/comunicados/8/48458/P48458.xml&xsl=/prensa/tp



[1] Amartya Sen, economista nacido en la India, premio nobel de economía 1998, reconocido por sus teorías del desarrollo humano y economía del bienestar.

[2] Citado por Paulette Dieterlen en “La pobreza: un estudio filosófico”. Pag.33

Imagen obtenida de america.infobae.com

Discussion1 comentario

  1. Armando, el percentaje de probreza de cada país es hecho basado en el producto bruto interno per capita de cada país. No se puede comparar distintos países. Por ejemplo: Brasil tiente percentaje de pobreza más bajo que México, pero la media de ingresos de Brasil es más baja. Por lo tanto, Brasil tiente más pobreza que México.

Leave A Reply