Derecha gana de nuevo en Israel

0

Por: Sofía Pacheco

El pasado martes, Israel celebró elecciones con el propósito dual de renovar su poder Legislativo y Ejecutivo. Registrando los niveles más altos de participación desde 1999, el vencedor por tercera ocasión fue Benjamín Netanyahu y su partido: el Likud.

La opinión pública ha señalado lo previsible del resultado debido al clima en el que se desarrollaron las campañas políticas. La mayoría de ellas no ofrecieron propuestas sólidas. Por el contrario, salieron a flote prometiendo lo básico a una sociedad no indiferente, sino conforme hasta ahora con lo que su Primer Ministro, Netanyahu, había venido haciendo en sus últimos dos mandatos consecutivos. Sin embargo, para otro sector de la población esa conformidad fue la principal causa de descontento hacia el gobierno de Netanyahu, lo que le otorgó más votos a los partidos de centro, como: Yesh Atid, quienes defienden el laicismo, o a partidos de izquierda, como: Los laboristas, quienes en esta ocasión se vieron revitalizados. Quedando en segunda y tercera posición respectivamente.

Por otro lado, Naftali Bennett, representante del partido Hogar Judío cuya postura oscila entre la derecha y la derecha extrema, también obtuvo muchos más votos de los esperados. Esto ha desatado el debate sobre la derechización de la sociedad israelí, la cual más bien se encuentra de alguna manera seducida por la inercia de las recientes acciones emprendidas por el gobierno de Netanyahu, también de derecha, como  la invasión a Gaza, la intervención en el conflicto sirio y la postura respecto a los asentamientos en Cisjordania.

La consecuencia tangible consiste en que la derecha, los nacionalistas y los ortodoxos obtuvieron 62 escaños en promedio, mientras que los de centro e izquierda 58 escaños dentro de un total de 120. Queda implícita la necesidad que tiene Netanyahu en la formación de alianzas dentro de La Knesset para que pueda lograr congeniar intereses y satisfacer necesidades, a la vez que evita la obstaculización de su gobierno por la oposición.

 Los principales retos para este nuevo mandato del Likud consisten en: el tema del armamento nuclear Iraní, los territorios palestinos y los asentamientos en cisjordania, pero sobretodo en dar un segundo aire a la economía israelí que sufre de un déficit presupuestal de 4,000 millones de dólares,  la falta de viviendas asequibles y un alto costo en el nivel de vida (CNN, México).

Entre la multitud de partidos políticos-34 en total-Netanyahu quien será oficialmente nombrado Primer Ministro de nueva cuenta  hasta el 30 de enero, tendrá que ser el núcleo que el crisol israelí necesita para salir adelante a nivel internacional y doméstico, y asimismo demostrar que la continuidad por la que la mayoría voto este martes fue la decisión acertada.

Imagen obtenida de ipsnoticias.com

Referencias:

Al Jazeera, 21 de enero 2013. http://www.aljazeera.com/news/middleeast/2013/01/2013121104631308979.html

La Nación, 22 de enero 2013. http://www.lanacion.com.ar/1548092-netanyahu-gano-las-elecciones-en-israel

El País, 22 de enero 2013. http://internacional.elpais.com/internacional/2013/01/22/actualidad/1358837734_823599.html

CNN México. 22 de enero 2013. http://mexico.cnn.com/mundo/2013/01/22/israel-elige-a-su-parlamento-en-las-elecciones-generales

Leave A Reply