¿Habrá primavera para Siria?

0

Por: Sofía Pacheco Niño de Rivera

Lo hemos visto antes: un pueblo víctima de un régimen autoritario que lucha por un cambio, una comunidad internacional queriendo abandonar su pasividad, concibiendo argumentos que le permitan intervenir para poder saciar sus intereses, y por supuesto resolver el conflicto.

A pesar de encajar en la tan común descripción anterior, Siria tiene sus propios matices. La incertidumbre nubla la visión del futuro que le espera al pueblo sirio y nadie ha afianzado el timón que dirigirá el rumbo de Siria. Entretanto, la violencia escala, la tensión por las armas químicas que posee el régimen de Assad aumenta y las alianzas entorno al conflicto no son claras en cuanto a si brindarán mayor estabilidad o serán el catalizador de un mayor conflicto.

Se ha discutido mucho sobre el desafío que implicaría la caída de Bashir Al Assad para el Estado sirio. Sin embargo, el dilema de la sucesión parece no tener cabida en la discusión pública ante el empeño de Al Assad por permanecer al mando sin tomar en cuenta los múltiples quiebres que presenta su régimen. Bien dijo Winston Churchill que el poder es el mayor afrodisiaco, y aunque su gobierno tenga cada vez menor credibilidad internacional y sea visto como un violador de derechos humanos, el seguirá obstinado en permanecer a la cabeza hasta que no se tomen medidas drásticas, porque ya no tiene mucho que perder.

La inminente caducidad y agonía por la que atraviesa el régimen lo han llevado a realizar una serie de estrategias políticas, como la redistribución de puestos gubernamentales, donde se han incluido más suníes para evitar la deserción de personas “leales” al régimen. Sin embargo, Al Assad ha perdido gran parte de su capacidad para maniobrar ante obstáculos domésticos y externos, y uno que se le podría salir de las manos es el conflicto con Turquía.

Turquía se ha vuelto el principal enemigo de Siria, su apoyo armamentístico a los rebeldes sirios parece haber rebasado la paciencia de Assad, quien ha respondido con el lanzamiento de misiles y bombardeos al territorio turco, mientras que Turquía no se ha quedado atrás y ha contraatacado.[i] Aunado a esto, Siria se siente segura al contar con el respaldo de Irán y Rusia, aliados que no pueden ser subestimados militarmente y que están dispuestos a brindar la cantidad de apoyo económico que sea necesario con tal de mantener el status quo en Siria.

Aunque la tendencia haría más factible el escalamiento de tensiones entre Turquía y Siria, también existen elementos- disuasivos-que podrían disminuir la tensión. Desde 1952 Turquía es miembro de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), factor que podría hacer ponderar la situación a Siria antes de involucrarse en un mayor conflicto armado con Turquía, debido al poderío militar de la OTAN y las implicaciones políticas que habría para Siria.

Ambas partes se encuentran dispuestas a empezar un conflicto armado en caso de cualquier acción en falso por parte del otro.  Quizá esto podría ser el catalizador para la intervención internacional en Siria. Una intervención internacional más agresiva, que para muchos lleva un rato en la sala de espera y resulta indispensable, ya que se ha extendido tanto el conflicto sirio que sólo desde fuera podría contenerse.

Recep Tayyip Erdoğan, Primer Ministro de Turquía, declaró que el 25 de octubre habría un cese al fuego entre ambos países en conmemoración al Día del Cordero, una de las festividades más importantes en el mundo islámico. Efectivamente, no hubo ataques entre ambos países, pero al interior el ejército sirio declaró el caso omiso hecho por rebeldes extremistas al haber orquestado ataques en coches bomba. El enviado especial de la ONU, Lajdar Brahimi, no ha entregado ningún reporte oficial que descarte o corrobore la violencia durante la, al parecer, fallida tregua.[ii]

Inmersos en el vaivén de sus tensiones, Turquía y Siria empiezan el penúltimo mes del año enfrentando un inminente peligro que aún no ha sido detonado. La posibilidad de un conflicto a mayor escala no se puede descartar aún, y en definitiva, el problema bilateral desviaría la atención del régimen sirio en el conflicto con los rebeldes y debilitaría el régimen de Al Assad, causando su declive parcial a corto plazo y a un mediano o largo plazo su caída definitiva.

A su vez, a nivel domestico, el elemento étnico resulta fundamental y el futuro de Siria podría depender de la toma de decisiones dentro de alguna de sus regiones autónomas: árabe sunita, alawita, drusa y, especialmente, la kurda. Los kurdos componen la minoría étnica más numerosa, con el 10% de la población al norte de Siria.[iii] Han sido rezagados porque en la cúpula del poder se encuentran los musulmanes alawitas y han sentido que la crisis en Siria es oportuna para demandar mayores derechos.

El Partido de la Unión Democrática (PYD), podría ser el anclaje principal de un conflicto futuro con Turquía, ya que al ver la fragmentación de Siria y la poca inclusión que tienen los kurdos sirios en su Estado, podrían buscar apoyo en los kurdos de Turquía. Erdogan, alertado ante esta posibilidad ha advertido que Turquía no tolerara la presencia de grupos terroristas kurdos cerca de su frontera con Siria.

Resulta poco sorprendente que ante la complejidad al interior y al exterior de Siria su futuro se torne incierto. Sin embargo, hay escenarios probables:

  • La tendencia apunta a una Siria mucho más inestable, donde la transición del régimen- tarde o temprano- será turbulenta por la fragmentación interna.
  • En caso de derrumbarse el régimen sirio se alteraría el balance regional de poder en contra de Irán y favorecería a gobiernos pro-occidentales.
  • En caso de no controlar la inestabilidad con Turquía, el terreno para una posible guerra regional, especialmente con sus países colindantes (Israel, Turquía, Jordania, Irak y Líbano) se volvería bastante fértil.

Los escenarios anteriores, nos llevan a concluir que el resultado seguro sería la ausencia de un ganador absoluto y una multitud de perdedores, principalmente los civiles sirios.

Imagen obtenida de www.internacionalistas.org

[i] Cagil Kasapoglu para BBC MUNDO. Disponible en: http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2012/10/121004_siria_turquia_crisis_ao.shtml

[ii] CNN MEXICO. Disponible en: http://mexico.cnn.com/mundo/2012/10/26/francotiradores-y-bombardeos-la-tregua-en-siria-a-punto-de-colapsar

[iii] Loveday Morris para The Washington Post. Disponible en: http://www.washingtonpost.com/world/middle_east/syrias-kurds-prepare-for-life-after-assad/2012/10/02/13076e92-0cae-11e2-a310-2363842b7057_story.html

Leave A Reply