El Dilema Kosovar

1

Por: Jon Paul Mathias

La región de Kosovo es conocida por el conflicto armado ocurrido a finales de los años noventa como parte de la violencia desatada a partir de la disolución de la antigua Yugoslavia. A mediados de 1999, tras el bombardeo a Serbia por parte de la OTAN, el presidente yugoslavo Slobodan Milošević acepta los términos de un plan internacional de paz para frenar la violencia y establecer una fuerza de mantenimiento de la paz. A partir de ese momento las hostilidades cesaron en la región y Kosovo quedó en el olvido de la prensa internacional. No fue hasta la declaración de independencia por parte de las autoridades kosovares que la región volvió a cobrar relevancia internacional, además de aumentar las tensiones étnicas en la entidad.

Situación demográfica

Kosovo ha vivido situaciones de conflicto debido a su composición étnica, su situación geográfica, su historia y otros factores relevantes. En la entidad conviven dos etnias principales, la mayoría albana kosovar (aprox. 90% de la población) y la serbia kosovar (aprox. 7% de la población). A pesar de contar con menos del 10% de la población de la entidad, los serbios kosovares controlan dos importantes regiones en el norte, colindantes con Serbia. Dicha población se rehusa a aceptar la independencia de Kosovo y ha demandado mantener la entidad como parte del estado serbio. Los serbios kosovares cuentan con el apoyo de la misma Serbia, así como de Rusia, uno de los aliados serbios más importantes.

Conflicto latente

El 17 de febrero de 2008 los miembros de la Asamblea de Kosovo declararon la independencia de Kosovo ante el fracaso de las negociaciones para adoptar el Plan Ahtisaari, creado por Martti Ahtisaari el Enviado Especial de la ONU y antiguo presidente de Finlandia. A partir de ese momento las autoridades kosovares han tenido que lidiar con una serie de sucesos que han dificultado el establecimiento de Kosovo como un estado soberano debido a una variedad de factores tanto internos como externos. Entre ellos se encuentran las tensiones étnicas entre kosovares y serbios, las cuales continúan latentes hasta hoy.

Actualmente opera en la zona una fuerza de mantenimiento de la paz bajo el mando de la OTAN que es comúnmente conocida como KFOR (Kosovo Force). Esta fuerza militar tiene como objetivo contener actos violentos en la región, incluyendo las zonas con mayoría serbia. Tras la declaración de independencia kosovar y la decisión de la OTAN de mantener a la KFOR operando en la entidad, la hostilidad de la población serbia hacia las autoridades kosovares e internacionales aumentó.

El conflicto entre ambas partes ha tenido sucesos violentos durante el 2011. El 27 de julio de este año un grupo de serbios kosovares incendiaron un puesto fronterizo de seguridad en el municipio de Leposavić, en el norte de Kosovo. El grupo había estado protestando en contra de la presencia policial kosovar, puesto que se oponen a la independencia del Estado kosovar y, por lo tanto, a la autoridad de sus instituciones. El municipio cuenta con una población mayoritariamente serbia kosovar y estuvo bajo la autoridad de la Unión Europea a través del EULEX hasta que las autoridades kosovares decidieron mandar fuerzas policiales a la frontera con Serbia con el propósito de frenar la entrada de productos serbios, los cuales son considerados como contrabando por parte de las instituciones kosovares.  Dicha presencia policial incrementó la hostilidad entre ambas partes.

Tras el incidente en el puesto fronterizo, los serbios kosovares establecieran barricadas para bloquear carreteras en la región e impedir la entrada de la KFOR y de fuerzas policiales kosovares. Durante el mes de octubre hubo enfrentamientos entre la KFOR y los serbios que mantenían bloqueadas las carreteras. A pesar del uso de gas lacrimógeno y demás tácticas de parte de la KFOR, los serbios lograron mantener las barricadas en pie. No fue hasta el 9 de noviembre del presente año que la KFOR logró tomar el control de las barricadas establecidas en la localidad de Yarinie, en donde se había incendiado el puesto fronterizo de seguridad.

La posición de Serbia

Serbia, por su parte, ha criticado las acciones de las autoridades kosovares y sigue manifestando su rechazo a la independencia de Kosovo. A pesar de su deseo de ingresar a la Unión Europea se sigue oponiendo a esta idea, lo cual podría frenar el proceso para obtener su membresía. Además, la misma Unión Europea ha mantenido al conflicto al margen de su agenda debido a las crisis de deuda que plagan la región y los recientes acontecimientos en el Medio Oriente. Esta aparente falta de interés impide que la UE pueda funcionar como mediador entre ambas partes.

Por el momento Serbia ha mantenido un bajo perfil ante la hostilidad entre la minoría serbia y las autoridades kosovares junto con la OTAN. Aunque ha criticado las acciones de dichas autoridades, no ha tomado acciones serias ante la situación y ha mantenido su apoyo hacia la operación de la EULEX en la región serbia kosovar. Es probable que Serbia mantenga dicha posición para no menoscabar su candidatura para formar parte de la Unión Europea.

En cuanto al futuro de Kosovo como país independiente, las autoridades kosovares aún tienen mucho camino que trazar antes de contar con un Estado completamente soberano. Actualmente el “país” cuenta con el reconocimiento de 85 estados, tras las declaraciones de Kuwait el 11 de octubre del presente año. Sin embargo, países como Rusia y China, miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, se han mostrado contrarios a la independencia kosovar y podrían vetar que dicha entidad se convierta en un Estado miembro de la Organización. Sin el reconocimiento de la mayoría de la comunidad internacional, Kosovo no tendrá el beneficio de contar con un gobierno de jure para poder establecer una autoridad legitima sobre la totalidad del territorio.

Imagen obtenida de: http://www.rnw.nl/

Discussion1 comentario

  1. Muy buena síntesis del conflicto. Yo, en lo personal, espero que no más países reconozcan la independencia de Kosovo puesto -para mi- donde está EEUU metido, es porque algo traman. Es sabido que en Kosovo se encuentra la segunda base militar más grande de EEUU fuera de su territorio -coincidencia?- y que en la regíon, el país kosovar es conocido como un “estado narco” en donde operan múltiples mafias ligadas al contrabando de armas, drogas y el mercado negro.

Leave A Reply