ISRAEL: EXPULSANDO NIÑOS

2

Por: Manuel Férez

Continuamente se habla de la capacidad histórica de Israel de integrar en su comunidad a gente proveniente de diversas partes del mundo; rusos, rumanos, argentinos, franceses, yemenitas, mexicanos, sirios, forman parte del rico conglomerado étnico y lingüístico israelí.

Si hay algo que me encanta ver y experimentar cuando visito Israel es esa diversidad, la cual, más allá de los problemas sociales, políticos y económicos a los cuales se enfrenta, ha sabido formar una vibrante nación multiétnica, multilinguística y, hasta hace unos años, tolerante y abierta, que se expresa en la literatura, cine, teatro y en todas las esferas de la vida cotidiana.

En estos últimos días en los cuales hemos leído y conocido las intenciones del actual gobierno israelí de hacer que las leyes civiles israelíes “sean inspiradas por la Halajá” (la ley religiosa judía) es verdaderamente sorprendente y triste saber que a partir de hoy, martes 16 de julio de 2011, en ese mismo país basado en la idea de justicia social, tolerancia y la aceptación del otro, del diferente, el Ministerio del Interior dirigido por Eli Yishai ha anunciado la “deportación” de una pequeña niña de cuatro años de edad, hija de una trabajadora extranjera de origen filipino, pero nacida y educada en Israel.

Mientras escribo estas líneas tanto la madre como su pequeña hija se encuentran en custodia en el aeropuerto Ben Gurion esperando su deportación a Filipinas, lo cual, en mi humilde opinión, es una expulsión injusta e inhumana. Desgraciadamente todo indica que esta acción será la primera de muchas más en las semanas y meses por venir.

El periódico israelí Haaretz informa que esta niña israelì de ascendencia filipina “nació en Israel y desde entonces ha asistido a guarderías de la Municipalidad de Tel Aviv”  Si la niña asistía a una escuela israelí y ahora es deportada ¿Significa que niños de origen étnico extranjero no tienen lugar en el Israel actual? ¿Sólo los niños judíos son bienvenidos en la democracia judía? ¿Su madre sólo servía al país mientras pasara desaparcibida y limpiara baños, cuidara ancianos o fuera ama de casa?

La nefasta propuesta de Eli Yishai de deportar a los niños de trabajadores extranjeros que asisten a escuelas y guarderías israelíes, fue decidida desde agosto del 2010, pero había sido detenida durante meses debido a la negativa de algunos sectores políticos, sin embargo, el periodo de gracias ha expirado y el Ministerio del Interior se ha volcado (como si no tuviera asuntos más importantes que resolver) a “deportar” a esta pequeña niña y a su madre.

La religión e historia judía está llena de ejemplos en los cuales el extranjero, el diferente, el que no es judío, debe ser tratado de la misma manera que alguien de origen judío, esto  es una obligación religiosa para cada judío y, en mi opinión, también debería ser la guia de la acción gubernamental ya que, en sus propias palabras, busca que la ley religiosa judía sea la base de la legislación civil.

Esa misma historia judía también está llena de ejemplos muy bien conocidos por todos de expulsiones, deportaciones e injusticias que sufrieron los judíos en los países europeos y árabes, pero como bien dice Paul Valery “la Historia no enseña nada”.

Si Herzl, Buber, Hess, Ben Gurión, Rabin, pudieran opinar sobre el camino que los Yishai, Netanyahu, Lieberman e incluo Livni han elegido para el Estado Judío, estoy seguro que expresarían su repugnancia e indignación, sin embargo ellos están muertos ¿Y nosotros, los vivos, ¿cuándo nos indignaremos ante la injusticia?

Manuel Ferez es Profesor de Medio Oriente en la Universidad Iberoamericana y Director del Centro de Investigación y Docencia para América Latina y Medio Oriente (CIDAM).

Imagen obtenida de haaretz.com

Discussion2 comentarios

  1. ¿En que tipo de país se está convirtiendo Israel? hace 10 años que viví allá, y desde el 2006 que fue la ultima vez que fui, las cosas no eran asi… Que pena y que vergüenza, ni como defender este tipo de gobiernos extremistas… estamos creando en el mundo los peores regímenes (extremistas islamicos, los ortodoxos judios)…me dan lo mismo porque TODOS los extremos son terribles, no importa de que lado estés parado… que coraje!

  2. Me impresionó mucho este articulo, y como bien dices “la Historia no enseña nada”. Parece que la palabra Humanidad y Comunidad están en peligro de extinción.

Leave A Reply